Hace tiempo que el Teatro Nacional debió ser intervenido

por el 25/08/14 at 10:18 am

Santo Domingo. El Teatro Nacional acaba de cumplir sus 41 años de haber sido inaugurado. La institución ha desempeñado un rol importante en lo relativo a la exposición del nuevo talento y de aquellos establecidos hace años.Teatro Nacional-1

Como toda infraestructura, el paso del tiempo la afecta, más si no existe una política de preservación, como sucede en nuestro país con lo estatal, el Teatro Nacional no es la excepción. Hace años que se le vienen poniendo parches al deterioro. Se han hecho campañas para reemplazar unidades de aire acondicionado, campañas para impermeabilizar el techo, para corregir el deterioro de los asientos, partes técnicos, entre otras. Sin embargo, nunca se ha hecho una intervención completa. Han preferido seguir operado con parches y hoy el deterioro es evidente.

El pasado fin de semana, durante la puesta en escena del Teatro de Praga, la lluvia cayó más allá del techo. Afectó el espectáculo y allí se produjo un feo espectáculo protagonizado por el productor artístico, César Suárez y el Niní Cáffaro, director del Teatro Nacional. Delante del público y en presencia del Ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez protagonizaron un incidente innecesario.

Lo del pasado fin de semana fue la gota que colmó la copa, pues en anteriores producciones se habían producido situaciones similares. Se taparon las goteras y el Teatro Nacional siguió operando, pasaron los días y nada. No se ha podido corregir el problema de raíz.

A propósito de la celebración del 41 aniversario del Teatro, Niní Cáffaro nos reveló en una entrevista publicada en DL que estaban esperando que el Gobierno asumiera los cambios, sin embargo, la burocracia ha pasmado el proceso, afectando el desenvolvimiento de los espectáculos que allí se realizan. Hoy, un escándalo innecesario pone en primeros planos al Teatro Nacional y a un eficiente gerente que como Niní Cáffaro ha desempeñado una gestión  a favor de la institución. El Gobierno debe disponer el cierre inmediato del Teatro Nacional y someterlo a la remodelación correspondiente. Eso fue lo mismo que sucedió en el Palacio de Bellas Artes que no fue clausurado hasta que se desprendió un aparte del techo que afectó a una parte del público cuando presenciaba un espectáculo en la década de los 90. Manos a la obra señor presidente.

 

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud